Consejos para el Cuidado Óptimo de Tus Manteles Antimanchas Resinados

En Atenas Casa, comprendemos que los manteles no solo son elementos decorativos, sino también piezas funcionales que a menudo enfrentan desafíos como manchas y suciedad. Para preservar la belleza y la funcionalidad de tus manteles antimanchas resinados, aquí compartimos 3 consejos prácticos que te permitirán disfrutar de su elegancia durante más tiempo.

1. Acción Inmediata:

Ante manchas frescas, la acción inmediata es clave. Utiliza un paño húmedo para limpiarlas al momento. ¿Manchas de grasa? No hay problema. El agua con jabón suave será tu aliado. Para una limpieza profunda, especialmente en tiempos donde la higiene es esencial, una solución de agua y lejía al 5% (dos cucharadas de lejía por cada litro de agua) aplicada con un spray y secada con una bayeta será efectiva.

2. Lavado Cauteloso:

Aunque resisten manchas, tus manteles también merecen un lavado ocasional. Opta por la lavadora, pero con precaución. La temperatura máxima debe ser de 40º, y evita a toda costa el uso de lejía y suavizantes. Estos productos pueden afectar negativamente el tratamiento antimanchas. Además, el servicio de lavado en seco está estrictamente prohibido.

3. Planchado Estratégico:

¿Cómo asegurar que tus manteles mantengan ese toque fresco y brillante? El planchado es clave, pero con un enfoque estratégico. Asegúrate de planchar por el revés, específicamente en la cara no tratada del mantel. Esto reactivará el tratamiento antimanchas sin comprometer su integridad. Mantén la temperatura de la plancha en un nivel moderado para evitar daños en la resina.

Siguiendo estos cuidados consejos, no solo conservarás la apariencia impecable de tus manteles antimanchas resinados, sino que también prolongarás su vida útil. En Atenas Casa, estamos comprometidos a brindarte productos que no solo adornan tu hogar sino que también resisten las pruebas del tiempo. ¡Descubre la elegancia sin preocupaciones!

Compartir esta publicacion